Así es el Galaxy S8, el nuevo móvil que lanzará Samsung

El próximo teléfono de la compañía coreana

se lanzará el próximo 29 de marzo y así luce por fuera

Como todos los años, se acerca la fecha de presentación de un dispositivo muy esperado y comienzan a filtrarse los detalles sobre su diseño y hardware. Está claro: es muy difícil mantener el secreto cuando es tan grande el número de empresas involucradas en un mismo dispositivo, desde su diseño, provisión de componentes, construcción, distribución, etcétera.

En este caso, se trata del Galaxy S8 de Samsung, que además tiene el plus de que su llegada se retrasa: no será parte del Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, en los últimos días de febrero, donde sí estará LG con su G6 (del que también hay una enorme cantidad de datos conocidos), junto a Sony, Alcatel, Nokia, Lenovo, Huawei y otras empresas.

Y la información llega de manos de Evan Blass, quien suelen manejar información muy precisa y que en este caso publicó en Venture Beat muchísimos detalles sobre el equipo, algunos ya conocidos -o previstos- y otros inesperados. The Guardian también publicó varios detalles esta semana.

El mayor cambio del S8 respecto de sus versiones anteriores está en el frente, algo que ya se sabía, aunque no con tanto detalle: aunque el diseño sigue al modelo anterior, Samsung reduce al máximo posible el marco de la pantalla para maximizar la superficie que ésta ocupa. Esto la obliga a quitar el botón de inicio (y sensor de huellas digitales) del frente del equipo. Lo llevará al dorso del teléfono, como la mayoría de sus competidores (con la notable excepción de Sony y alguna otra empresa, que lo ubican en un lateral, y de los que se las ingenian para dejarlo al frente, como Apple, HTC, OnePlus y otros).

Samsung hizo, según la foto que publicó Blass, una apuesta de riesgo: el sensor de huellas digitales estará al costado de la cámara y no debajo de la misma, como se estila.

 

Nuevo Samsung Galaxy S8

 

Las pantallas serán de 5.8 y 6.2 pulgadas, pero el tamaño general de los equipos debería ser similar al del S7: crece el tamaño de la pantalla pero no del teléfono porque se reducen los marcos. Como referencia, el Xiaomi Mi Mix tiene una pantalla de 6.4 pulgadas y un tamaño general similar al iPhone 7 Plus (que tiene una pantalla de 5.5 pulgadas) usando la misma técnica.

La pantalla de ambos modelos tendrá una curvatura hacia la parte posterior del teléfono (como el modelo Edge) y la parte inferior de la pantalla táctil -donde antes estaba el botón de inicio- será sensible a la presión para activar comandos especiales, como ofrece Apple desde el iPhone 6S, y que Huawei y ZTE incorporaron luego en algunos modelos.

El Galaxy S8 llevará un chip Qualcomm Snapdragon 835 en algunos mercados, y un Exynos -diseñado por la propia Samsung- en otros, como en modelos anteriores; si sigue la tradición de otros años, a la Argentina llegará la versión con chip Exynos; esto no debería implicar un cambio en su rendimiento. El Galaxy S8 será un 11 por ciento más veloz, y su eficiencia energética será un 20 por ciento mayor al S7, según Blass.

El Galaxy S8 mantiene el tamaño de las baterías (3000 y 3500 mAh) y la RAM (4 GB) del Galaxy S7 , pero aumenta el almacenamiento interno base a 64 GB. También se mantiene el conector de audio analógico, se suma un puerto USB-C y los teléfonos incorporan una cámara de 12 megapixeles con apertura f/1.7, además de un sensor de iris en el frente del equipo para mejorar la identificación biométrica, como tenía el Galaxy Note 7 , entre otros dispositivos.

 

Según Blass, el Galaxy S8 será presentado en Nueva York el próximo 29 de marzo; Samsung ya hizo algo similar con el Galaxy S4. Los modelos siguientes sí fueron develados en el Congreso de Móviles de Barcelona.